martes, 6 de septiembre de 2011

La Gimson de Jordi

En este caso la paciencia infinita ha corrido de parte de Jordi Cros.


Este cuadro de Gimson de niña había sufrido un golpe que le había torcido la horquilla trasera. Por suerte Jordi encontró un herrero que la consiguió rectificar. Ya solo quedaba pintar el cuadro...










Aquí podéis ver como se conseguían antes los colores metalizados: Primero se daba una capa color plata y sobre ella se iban aplicando capas de una laca semi-transparente del color deseado. El sol ha dejado la capa plateada al descubierto.


Desde luego hay imperfecciones, pero para mi siempre será mas interesante un fileteado a mano alzada que hecho con vinilo.










A disfrutarla!!!

3 comentarios:

jofegaber dijo...

Artista!!!!

:D

billyjoe83 dijo...

otro gran trabajo! gracias por incluirme como lugar de referencia en tu blog, he intentado hacer lo mismo pero me he desesperado, luego sigo intentándolo.

Por cierto una consulta, mi bicicleta, cuando freno con las varillas delanteras me hace muchos trompicones en el frenado, a que puede ser debido, mal ajuste de la horquilla?

Un saludo

ininbita dijo...

Aquesta Gimson, SUPER!!!

Con permiso repondo a tu pregunta Billyjoe: a la BH de JV le pasaba lo mismo, era porque la llanta (el aro)tiene oscilaciones verticales. Aunque esté bien centrada lateralmente, como los frenos de varilla actuan de abajo para arriba, cualquier "salto" en la alineación de la rueda se nota mucho, las zapatas rozan irregularmente sobre toda la superficie de la llanta.
En llantas viejas con "historia" (golpes, llantazos, malas alineaciones...)es casi imposible corregir estas irregularidades, pero puedes intentar una realineación meticulosa cuidanlo el salto(oscilacion vertical), mas que la oscilación lateral.
Si algun llantazo es insalvable lo suyo es sustituir el aro por uno en buen estado.